Trabaja con nosotros

 

Capital humano

Empezando por nuestros propios empleados, en Menarini abogamos por la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, lo que se refleja en una distribución equitativa de la plantilla por sexos.

Hemos demostrado nuestro compromiso con el fomento y el mantenimiento del empleo. Nunca se ha llevado a cabo una reducción de plantilla y la contratación de nuevos empleados ha sido constante. Promovemos la estabilidad laboral –el 95% de los contratos son indefinidos-, la conciliación laboral con la vida personal, y el desarrollo profesional de nuestros empleados.

Anualmente nuestra compañía elabora un plan de formación adaptado a las necesidades de cada área. Existe formación común para todos los empleados sobre calidad, medio ambiente y prevención de riesgos laborales, así como formaciones sobre compliance.

Del mismo modo, se facilita el acceso de los jóvenes al mundo laboral con programas de prácticas en la empresa para estudiantes universitarios o de másteres, así como de alumnos de formación profesional. 

Menarini lleva más de 20 años contribuyendo económicamente a los costes educativos de los hijos de sus empleados con el objetivo de que puedan alcanzar el mayor nivel formativo posible.

Además, Menarini cuenta con un Buzón de ideas. Un proyecto que promueve la participación activa de todos los empleados en el proceso de mejora continua y desarrollo de la empresa, gracias a ideas y sugerencias que se convierten en acciones concretas. 

Prevención de riesgos laborales  

Hemos implantado un sistema de gestión de la seguridad y la salud en el trabajo que permite eliminar, minimizar y controlar los riesgos laborales de nuestros trabajadores, al tiempo que nos sometemos a un ciclo de mejora continua.

Desde el 2005, este sistema ha superado con éxito las sucesivas auditorías reglamentarias y ha obtenido y mantenido la certificación de la Norma OHSAS 18001, para los ámbitos de desarrollo, fabricación y comercialización de medicamentos, siendo una de las primeras empresas del sector en lograr este reconocimiento. 

Un indicador muy significativo del éxito de este sistema de gestión es el índice de frecuencia de siniestralidad registrado por la compañía en 2017, que fue de 5,4 personas/millón.

Compromiso de igualdad

En línea con los principios generales que establece el Código Ético de Menarini, la compañía mantiene su compromiso en el establecimiento y desarrollo de políticas que integren la igualdad de trato y oportunidades entre hombres y mujeres, sin discriminar directa o indirectamente por razón de sexo. En el impulso y fomento de medidas para conseguir la igualdad real en nuestra organización, se establece la igualdad de oportunidades como un principio estratégico, de acuerdo con la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres.

En todos y cada uno de los ámbitos en que se desarrolla la actividad de la empresa: selección, promoción, política salarial, formación, condiciones de trabajo y empleo, salud laboral, ordenación del tiempo de trabajo y conciliación, Menarini cumple y hace cumplir el principio de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, atendiendo de forma especial a la discriminación indirecta, entendiendo por ésta "la situación en que una disposición, criterio o práctica aparentemente neutros, pone a una persona de un sexo en desventaja particular respecto a personas de otro sexo".

La compañía asume también el compromiso de informar, tanto a nivel interno como externo, sobre todas las decisiones que se adopten a este respecto, proyectando una imagen acorde con este principio de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

Los principios enunciados se llevarán a la práctica a través del fomento de medidas de igualdad, y a través de la implantación de Planes de Igualdad que supongan mejoras respecto a la situación presente, arbitrándose los correspondientes sistemas de seguimiento, con la finalidad de avanzar en la consecución de la igualdad real entre hombres y mujeres en la empresa y, por extensión, en el conjunto de la sociedad.

Para llevar a cabo este propósito, se contará con la representación legal de los trabajadores y trabajadoras, no sólo en el proceso de negociación colectiva, tal y como establece la Ley Orgánica 3/2007, sino en todo el proceso de desarrollo y evaluación de las mencionadas medidas de igualdad o Plan de Igualdad.

El Consejo de Administración