Blog Menarini

Ya seamos pacientes (en cierto sentido todos lo somos), profesionales sanitarios, de la comunicación o de la industria farmacéutica, una de nuestras principales motivaciones es la de ayudar a las personas a mantener su estado de salud y, si es posible, mejorarlo.

Esquema del perfil del usuario de aplicaciones 2017Los sherpas nos proponemos, además, poner al alcance de todas las personas las posibilidades que nos brindan las nuevas tecnologías.

Como fisioterapeuta es también una de mis mayores preocupaciones, y así llevo toda mi carrera profesional. En mis inicios, coincidiendo con los Juegos Olímpicos de Barcelona, lo moderno era dar hojas de ejercicios en fotocopias. Por aquel entonces, según los estudios, “dar un folleto al paciente” aumentaba la adherencia. Así que hacíamos fotocopias de fotocopias de fotocopias…

Afortunadamente la vida va cambiando y gracias a internet tenemos la posibilidad de enviar documentación por correo electrónico y hacer recomendaciones directamente en la web, algo que agradecen la mayoría de los usuarios.

Pero aún no hemos llegado al corazón de nuestros pacientes; ese pequeño y preciado objeto que nunca perdemos de vista, la parte más sensible de nuestro ser… nuestro Smartphone.

Según el Google Consumer Barometer en 2017 el 87% de los españoles usaba un Smartphone y de ellos, el 85% accedía a internet desde su terminal diariamente. A través de estos dispositivos podemos usar apps; que son sencillas, visualmente agradables, intuitivas y fáciles de usar.

Las apps pueden ser una excelente vía para acceder a la población. En 2015 existía en España un total de 27,7millones de usuarios de apps, que se descargaron 8 millones de aplicaciones diariamente y el tiempo medio de uso de apps fue de 3 horas.

Pero, ¿cómo decidir que apps podemos recomendar a nuestros pacientes?

Podemos buscar en algunos directorios: myhealthapps, patient-view.com, fisioeducacion.net, calidadappsalud, consalud.es. Entre las apps que encontraremos en estos directorios las hay para casi todo; nutrición, ejercicio físico, recordatorios para beber agua, ciclo menstrual, fertilidad, vida saludable, personas mayores, dudas sobre salud y medicina. Una amplia variedad.

Muchas de ellas están destinadas a apoyar a pacientes: diabetes, cáncer, salud mental, enfermedades neurológicas, respiratorias, cardíacas, renales, SIDA, afecciones gastrointestinales, incontinencia, apoyo a personas con discapacidad, enfermedades crónicas, necesidades educativas especiales, autismo, etc.

Existen al menos 70 apps en español que pueden ser muy interesantes para nuestros pacientes. Pero no es fácil encontrar las que nos van a resultar útiles; ya sea porque ya no están disponibles o bien porque no sean más que una estrategia para captar pacientes. Incluso algunas, como las que monitorizan la intensidad del dolor, presentan una utilidad dudosa, pues focalizar la atención de la persona en el dolor y no en la función no hará sino perpetuar los síntomas y es absolutamente contrario al empoderamiento que queremos facilitar.

Así que, por el momento, para encontrar apps útiles para nuestros pacientes, tendremos que seguir usándolas nosotros primero o bien crearlas. Un buen cometido para los #sherpas20

Por Encarnación Abril

Posts relacionados

Un gran poder con gran...

Las nuevas tecnologías amplifican las posibilidades de comunicación, de acceso a la información y de creación...
Leer más

Twitter y los profesionales...

Por Miguel A. Tovar El advenimiento de los medios sociales ha dado lugar a un nuevo paradigma en la forma en...
Leer más

Empoderamiento digital de los...

Durante los últimos años hemos estado asistiendo a profundos cambios sociales en los que el ciudadano...
Leer más

El arte de curar

Aunque fueron considerados como magos y brujos en el imaginario colectivo, los druidas eran en realidad...
Leer más